sábado, 4 de febrero de 2012

¡no me dejaron plantada!

Día sábado 7:45 antes meridiano; llegan unos rayos de sol a mis ventanales e inevitablemente me despiertan llena de una muy increíble vitalidad, cosa rara por demás puesto que hace ya un par de días atrás había tenido la pila baja.
me levante a lavarme la cara y las manos, después decidí bajar a poner un poco de té, ya que parte de lo que no estaba funcionando conmigo era mi relación con el café.
mismo sábado pero siendo las 8:10 am, reviso si ya esta listo mi té. Empiezo a revisar mis redes sociales hago contacto con ese extraño mundo del twitter y disfruto mi té.
para esto ya la persona frivola que habita en mi había maquinado una noche antes como iba a estar su fin de semana.Sus salidas su vestuario y compras que realizaría. El resto de la mañana transcurre con normalidad aun que para mi infortunio hay algún tipo de medicamento prescrito para mis males que me hace reaccionar de manera nauseabunda y hasta vomital (esa palabra no se si exista pero, hagamos de cuenta que hace referencia a volver el estomago). Así que en unos momentos me sentía muy mal así que continué con mis actividades, ya de ley se que parte de mi diario existir es lavar los platos, así que comencé y casi instantáneamente la boca se me hacia agua y tenia unas ganas inmensas de comer una sopa de esas instantáneas con mucha salsa y Haaaarto limón, cosa que no siempre como mas que nada por salud (aquí entre nos; dicen que es puro plástico y que se deshace en un año).
En fin.
15:00 hrs. Se llego la hora de arreglarme para salir con mi amiga de la infancia a la que una noche antes telefonee respondiendo un mensaje que ella envió primero (juro que ella dijo que no tenia nada que hacer al día siguiente, por eso le pedí me acompañara a dar la vuelta), en fin me estaba preparando me entre a la regadera y después salí y note algo extraño en el teléfono móvil, era un mensaje de ella ¡cancelandome! ¡pero por Dios! ¿como paso? en fin lo primero que se me vino a la mente fue el "una de cal por las que van de arena" y esto se reduce a ¡mijita cuantas veces le haz cancelado, relajate!, así que muy fresca decidí que me quedaría un ratito mas en toalla, ya no había prisa, ya no había salida. Mi madre me dijo: -Sonó tu teléfono, ¿ya lo viste? a lo que conteste: -Si, ya no voy a salir, ¡esta bueno porque no tenia ganas de vestirme! Me recoste en la cama y encendí el televisor y tuve el control, presionaba a cada instante el botón para encontrar algo bueno que mirar. el fútbol o tal vez un programa de espectáculos, me decidí por el programa y me puse casi a llorar con un concurso de botargas; al mismo tiempo me reí un poco, pero debo exclamar ¡que cosa horrible es la televisión abierta, no hay nada educativo!
ya después baje por algo mas de té y lo convine con un poco de leche y avena instantánea, regrese a la cama me puse la pijama y tome mi pócima antes descrita.
permanezco ahí, en la cama, la verdad no me sentía mal de no salir; estaba bien y poco después regrese a la cocina y me prepare algo de cenar y llego a mi mente el mejor regalo que podría tener. estoy concibiendo en mi cerebro una historia ligerita sin tanta cafeína y poca azúcar, rica bajita en grasas trans, su nombre será: "Asesorando a la novia de mi ex".
Bueno quiero decirles que no me dejaron plantada, al contrario crearon la mejor situación para crear algo que será un triunfo personal. como cada una de estas entradas que tal vez no lean muchos pero que tú, que ustedes si esta leyendo. Linda noche de sábado y lindo Domingo familiar.
20:03 termino de redactar el post de este sabadito rico.

2 comentarios:

  1. Vale, a veces se agradecen esos Sábados de no hacer nada... O, se agradecerían si en los últimos años hubiera tenido yo alguno.

    ResponderEliminar
  2. hay pues de echo si hice un poco de cosas jejeje pero ojala un dia si vuelvas a tener uno de verdad q es delicioso.

    ResponderEliminar