martes, 26 de febrero de 2013

Roberto 2da parte

Bueno resulta que lo agregue a mi lista de amigos
con un miedo insólito a que preso de la arrogancia me mandara al carajo, pero oh sorpresa me lleve que  la cara que muestra al aire eso mínima a lado de lo que realmente es como persona.

Las platicas, platicas que hubiera pensado tener con un amigo de años. Pero que fueron de la nada y con el como si tuviéramos una especie de conexión como si fuera mi cómplice de tiempos atrás  me ha ayudado en mucho, eh tomado valor para hacer cosas para reconocer cosas mías que nunca me hubiese atrevido, él esta ahí para darme empujonsitos suaves no para evidenciar me o someterme sino para alentarme a que lo intente.

Me mantengo firme a la idea de jamas enamorarme de esta especie de hombre perfecto pero inalcanzable, claro que la vos que tiene y que es como la flauta que encanta a las serpientes me hace sentir ciertas sensaciones de confort, pero trato de despertar, eh tenido miles de pensamientos poéticos de ese ¿muso? será la palabra correcta. No se pero sé que esta ahí cada que lo necesito es mi dosis de frescura en las mañanas, el sol que sale aunque este nublado, es mi cómplice a la sombra justo espiando mi figura redonda miedosa caminar hacia delante. el no recoge lo que sobra de mí el me orienta  a levantar todo lo que soy y llegar mas alto.
y para no redundar mas, digo que él es especial como pocos en mi vida y agradezco día a día este aquí.

1 comentario:

  1. Esto se llama un amigo, y es estupendo contar con alguién asi para poder seguir caminando.
    Bss

    ResponderEliminar