sábado, 28 de julio de 2012

Carta a Luis el soldado

Un soldado en frente de batalla
recibe una carta de su novia, decia lo siguiente:
-Querido Luis, sabes he de confersarte que desde
que te fuiste. Te he sido infiel 10 veces, creo yo
que no nos merecemos esto, asi que por favor
devuelveme la foto que te eh enviado
atentamente: con amor Susana.

el soldado muy herido, decide pedir 
a sus compañeros soldados, fotos de sus novias, 
amigas y hermanas. Toma todas en un paquete 79 fotografias y la de Susana y las envia;
"Querida Susana, no puedo recordar quien eres, pero toma tu foto
de este paquete y regresame el resto por favor".

sábado, 14 de julio de 2012

Llegando al departamento (continuación de la historia)

Llegamos al departamento y esa noche todo fue un arranque de besos y caricias, hicimos el amor. Por la mañana siguiente desperté con él; abrazados y me sonreía como quien logra su sueño mas anhelado, hablo de casarnos, de poner fechas y esas cosas. La fecha 14 de febrero nos casaríamos, mientras las rosas del jardín se acababan, terminaban en su escritorio cada mañana de lunes. El trabajo seguía igual, todo marchaba bien. el 14 de febrero llego y en un hermoso vestido, no tan blanco mi padre me entrego. El jefe no asistió ¡no entendí, por que! La fiesta fue sencilla, su familia y la mía juntas otra vez. La cuñada parecía ofrecerme una ligera sonrisa y la sobrina predilecta de Augusto me aceptaba a la perfección aun que tenia una sensación de no saber toda la historia podría decir que estaba Feliz... Augusto no me dejo soñar en un mañana durante esos meses Él me hacia  vivir en un presente hasta el ultimo mes le miraba decaído, triste y muy cansado.

Este es un pedacito mas de la historia que eh venido dejando desde hace tiempo ya, en un intento casi inhumano de terminarlo supongo que ahora si; claro si no hay un ataque zombie el siguiente sábado.

martes, 10 de julio de 2012

cambios en mi vida

cambios de lugar, de animo, de ropa, de opinión, de ideas, de gustos
al parecer todo ello esta en nuestra personalidad, pero los cambios que estoy viviendo en mi vida están siendo a mi parecer muy drásticos. he de confesar que me siento aun una niña, siento que aun me falta... Por el amor de Dios madurar!! no es mi tiempo, y a pesar de todo tengo una sonrisa, con la cual pareciera que no me importa, pero al final del teatro muero de sentimiento, puedo llorar, con solo recordar el rostro de mi madre, la ultima vez que la mire, parece que envejeció en solo unos minutos. Y pensar que yo me encamine del trabajo a casa con la ilusión de ver de nuevo a mis hermanitos, me cuentan que hoy en casa es todo silencio, siendo que mis niños para gritar se pintan solos. ¿Que hará de comer hoy mi mamá? -no lo sé, no puedo sugerirle nada. su carita, sus ojitos llenos de lágrimas; son cosas que no podría olvidar aun que perdiera la memoria.
Es admirable como mi vida cambio en unos minutos, tengo un pánico realmente grande de abrir los ojos mañana... lo que es peor,  no se a donde ir, bromeo con que ahora me la pasare en mis tiempos libres en la banqueta de algún parque, pero es verdad ¿a donde iré después del trabajo? tampoco sé.
Solo espero que de verdad sean para bien, espero que pronto deje de doler, espero crecer, madurar y que Dios me ayude, no quiero terminar muerta en vida.

sábado, 7 de julio de 2012

las cosas no van bien

bueno allá fuera llueve fuertemente, no hay un vaso de leche caliente para darle a la niña...
hoy a sido un poco diferente en casa no hay tanta gente, no hay las risas y las carreras en las escaleras, solo esta mi hermano unas amigas y yo... La soledad hoy no duele tanto, no después de los problemas no los del país, no los del candidato a presidente; hay un mundo aquí que es mio y es el dolor de que puedo quedarme sin familia en un instante, las cosas no van bien tendría que aprender a volar, pero no quiero si no esta ahí mi bere para abrazarme todo el tiempo. Yo quiero aun ver a mi madre mientras cocina. Quiero llegar a donde alguien me espere, si me voy me esperara el silencio y unas ganas de llorar.
Las cosas no van tan bien que casi me olvido de pasar por aquí, los sábados, pero sin embargo aun respiro, aun despierto, aun late mi corazón.